¿Qué tratamiento recibe el agua potable de Barcelona?

El agua que llega a las casas de Barcelona y su zona metropolitana proviene, mayoritariamente, de los ríos Llobregat y Ter. En menor cantidad, también se aprovechan los acuíferos de la cuenca del Llobregat y del Besòs y el agua del mar mediante desalinizadoras. Pero hasta llegar a los grifos de una vivienda, el agua pasa un proceso de potabilización muy complejo que permite que podamos beberla o usar para cocinar sin problemas.

¿Dónde se trata el agua de Barcelona?

El agua captada se traslada, principalmente, a las estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP) o plantas potabilizadoras de Abrera, Cardedeu y Sant Joan Despí. Además, también hay otras 10 potabilizadoras más pequeñas.

Todas las estaciones y plantas están preparadas para tratar el agua según sus particularidades. Por ejemplo, la potabilizadora de Sant Feliu trata especialmente con compuestos orgánicos volátiles, mientras que la potabilizadora Nicolàs se centra principalmente en el hierro y el magnesio.

¿Cuál es el proceso de potabilización del agua de Barcelona?

Aigües de Barcelona es la empresa encargada de suministrar el agua a la ciudad condal y a gran parte de su área metropolitana. Entre sus muchas instalaciones cuentan con una de las ETAP más avanzadas y completas de Europa, la de Sant Joan Despí. Su sistema de depuración es muy complejo, aunque se podría resumir en los siguientes pasos:
  • Captación del agua.
  • Desarenamiento en unas cámaras especiales en las que se extraen las gravas.
  • Se eleva el agua para continuar el proceso.
  • Se añaden reactivos para hacer una primera desinfección.
  • Decantación para separar el fango y el agua clarificada.
  • Filtración de las arenas que pueden haber quedado tras la decantación.
  • Se vuelve a elevar el agua mediante un tornillo de Arquímedes.
  • Se filtra el agua con procesos como la ozonización, la filtración por carbono activo granular, osmosis inversa y ultrafiltración.
  • Se devuelven parte de los minerales al agua.
  • Se mezcla el agua de los últimos procesos con agua pasada por ozono y carbón activo.
  • Se realiza una cloración final para asegurar que el nivel de microorganismos es estable.
  • Se bombea a los distintos puntos de distribución.

Como ves de forma simple, ya que existen otros procedimientos más complicados de resumir, la potabilización que se hace en una planta como la de Sant Joan Despí no deja nada al azar. Así se asegura que la calidad sanitaria del agua es óptima para beber y cocinar.

¿Cómo se distribuye el agua hasta las casas?

La distribución del agua se realiza mediante grandes canalizaciones que comunican con las tuberías menores, que tienen miles de kilómetros. Estas son las encargadas de llegar hasta los puntos de uso del agua, como el grifo de tu cocina.

Compartir:

Si todavía quieres saber más…

Descubre los datos más curiosos sobre el agua de Barcelona con el test que te plantean algunos miembros de nuestro equipo.

Filtrar por categorías