¿De dónde viene el agua del grifo de Barcelona?

Abrir el grifo y que salga agua es un gesto tan normalizado en una ciudad como Barcelona que ni siquiera nos genera preguntas. Abrimos, regulamos la temperatura y cerramos, así de simple. Sin embargo, detrás de este gesto tan familiar hay todo un procedimiento muy interesante de conocer.
En este artículo te explicaremos de dónde viene el agua de Barcelona y qué procesos pasa antes de llegar a nuestras casas.

¿Qué ríos abastecen la ciudad de Barcelona?

El río Llobregat provee la mayor parte del agua de la ciudad, abasteciendo los barrios del suroeste. Nace en la sierra del Cadí y su agua tiene altos niveles de minerales porque cruza por Súria, una región conocida por sus numerosas minas de sal.

El río Ter, que nace en la comarca del Ripollès, es el encargado de abastecer los barrios del noroeste de Barcelona. El río Besòs hace décadas que solo suministra una parte muy pequeña de agua a la ciudad. También se usan los acuíferos formados en la cuenca del Llobregat y del Besòs y, si la demanda lo requiere, se usa la desalinizadora de El Prat de Llobregat.

¿Cómo se sanea y depura el agua antes de llegar a los grifos de Barcelona?

El agua que entra en la red de abastecimiento es perfecta desde el punto de vista sanitario, así que se puede beber y usar para cocinar sin ningún tipo de inconveniente. Aigües de Barcelona se encarga de la suministración de agua potable a todos los hogares de la ciudad condal y de garantizar que la calidad sea excelente según las autoridades sanitarias.

El proceso de depuración del agua se realiza en distintas plantas de tratamiento. El agua del Ter se trata en Cardedeu, mientras que la del río Llobregat se traslada a las depuradoras de Sant Joan Despí, una de las plantas de potabilización más completas de Europa, y de Abrera.

En esas plantas se extrae el agua del río y se sigue un proceso de depuración muy complejo. Entre muchas otras cosas, el agua se desarena, se decanta, se filtra, se libera de compuestos orgánicos, virus y bacterias y se regulan sus minerales. Todo esto antes de ser bombeada hasta los puntos donde se podrá distribuir hacia los grifos de las casas.

Aigües de Barcelona consigue producir más de 450.000 metros cúbicos de agua al día para más de una veintena de municipios gracias a que ese proceso de depuración se realiza en pocos segundos. De hecho, cada ciudadano barcelonés consume una media de 100 litros diarios, de los cuales apenas 2 son para beber.

Esperamos que entender el funcionamiento y de dónde viene el agua del grifo de Barcelona esperamos que te ayude a tomar consciencia a la hora de ducharte, lavarte los dientes o poner lavadoras, así como en el cuidado de ríos que tenemos tan cerca.

Compartir:

Si todavía quieres saber más…

Descubre los datos más curiosos sobre el agua de Barcelona con el test que te plantean algunos miembros de nuestro equipo.

Filtrar por categorías